Analizamos el significado de Soñar con Pies

Soñar con pies sucios o deformes indica trastornos, penas, obstáculos, preocupaciones y tristeza.

Cuando soñamos que los pies tienen un tamaño inusual significa aflicción y desasosiego.

Soñar con pies o piernas amputados o heridos augura penurias crueles. Sufrimientos y pesares, separación, enfermedad, luto o perjuicios financieros importantes.

Soñar con pies atados significa que nuestros adversarios tendrán ventajas sobre nosotros.

Si soñamos que nos besan los pies indica hipocresía.

Soñar que besamos los pies indica arrepentimiento.

Cuando en un sueño nos lavamos los pies augura el fin de nuestras preocupaciones.

Soñar con caminar con los pies descalzos es señal de falta de confianza en nosotros mismos. Timidez.

Soñar que nos huelen los pies indica un cambio de trabajo o en nuestra vida, viaje o mudanza.

Si soñamos que nos muerden los pies significa celos o envidia que nos tienen.

Soñar que nos falta un pie o una pierna indica falta de determinación o coraje.

Si soñamos que nos cortamos un pie con un vidrio indica penas y enfermedad; si nos sacamos el vidrio significa que nos vamos a curar y nos libraremos de las penas.

¿Quieres saber que siente por ti ? ¿quieres liberar tu karma? ¿necesitas orientación? ¿la inquietud no te deja dormir? consulta con Xoneka en el 806 533 608 Visa 960 038 633.

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com

Analizamos el significado de Soñar con Lluvia.

Soñar con lluvia es un anuncio de tristeza y pesadumbres. La lluvia presagia días complicados y difíciles, solitarios y a veces crueles.

Soñar con lluvia fina es presagio de molestias o contrariedades de toda índole. Un periodo de espera para reflexionar. Las restricciones financieras son posibles.

Soñar con chubascos que duran poco tiempo nos sobrevendrán preocupaciones intermitentes, aunque de poca importancia, si vuelve a aparecer el sol. En caso contrario pueden verse retrasados proyectos comprometidos que nos interesan.

Cuando soñamos con una tormenta nos augura fracaso y mala suerte. Riesgo de sufrir problemas financieros o perder afectos.

Soñar con lluvia o una tormenta, pero estamos a cubierto nos anuncia que recibiremos ayuda en una situación complicada que estamos atravesando.

Soñar que oímos la tormenta es signo de próximas dificultades relacionados con nuestros intereses, y que pueden producir daños importantes en nuestras vidas.

Si soñamos con un Huracán nos avisa de que nos enfrentaremos a sucesos desastrosos, largo período de inconvenientes, molestias, pesares, en el que nos podríamos quedar sin recursos. Necesidad de apoyo moral.

¿Te preocupa tu futuro? ¿quieres liberar bloqueos kármicos? ¿necesitas orientación? ¿la inquietud no te deja dormir? consulta con Xoneka en el 806 533 608 Visa 960 038 633.

DESCARGATE LA APP  disponible para android. 

xoneka.com